Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 enero 2015 5 16 /01 /enero /2015 14:54

EL DEPORTE Y SUS EMOCIONES

El deporte es una actividad física que se convierte en un aliciente físico y psicológico, ya que estimula funciones fisiológicas y estructurales de la mente para un mejor desempeño beneficiando a su vez las relaciones con los demás, el medio que nos rodea y cuyo medio es el movimiento (involucra aspectos morales, cognitivo, físico, volitivo, psíquico, técnico) en suma, el deporte o actividad la física, se transforma en un distractor de la problemática individual olvidando situaciones académicas, sociales, económicas, religiosas etc.

Como vemos, el deporte es sinónimo de beneficios. Para su practica, se necesita de dos disposiciones básicas: la física y la psicológica. La física dispone del estado mínimo fisiológico para las demandas de movimiento y las psicológicas responden a las actitudes frente a los retos a los problemas de movimientos, esto sumado incidirá sobre el aparato locomotor.

Durante una actividad fisica ordinaria, competencia o entrenamiento, el deportista se encuentra lleno de expectativas acerca de su actuación, lo que le predispone ante ciertas situaciones, ya que en su mente le rodearan interrogantes como: ¿Cual será mi desempeño físico, técnico o táctico? ésto en consecuencia estresa al deportista y lo induce a diferentes estados emocionales los cuales podrian ser de optimismo, seguridad, ansiedad, miedo, temor, alegria, control o descontrol.

Los estados emocionales incidirán de forma positiva o negativa en el deportista, ello dependerá del estado de entrenamiento psicológico y físico, ya que si se esta bien entrenado el nivel de estrés que sufre ese organismo no podrá romper el equilibrio fisiológico y mental de ese deportista. Pero para que no ocurra ese desequilibrio, el deportista debe ser consiente de sus limitaciones y sus fortalezas, para que de esta manera se proponga metas alcanzables y así minimizar y/o potencializar los impactos positivos y/o negativos derivados de la no consecución de las metas o de la feliz coincidencia entre las metas propuestas y las metas alcanzadas (deporte formativo, aficionado y para la salud).

Para controlar las emociones antes, durante y despues de una competencia, el deportista debe demostrarse asi mismo que está relajado, confiado, para que al estres que será sometido, no le permita cambiar su estado emocional e incida en su conducta motriz y por ende en el rendimiento. Otra actitud que debe tomar el deportista es no demostrar emociones de descontrol (ejemplo claro: minuto 44 del partido por campeonato suramericano sub 20 año 2015 Uruguay vs Colombia), antes por el contrario, debe mostrarse seguro de lo que hace a pesar de las adversidades con el fin de levantar la moral y el valor de sus compañeros en el caso de los deportes de conjunto.

En conclusión, las emociones en el deporte son muchas, pero si no se controlan, los resultados serían no deseados, por lo que un nivel de tensión o exceso de confianza podrían traer efectos negativos. La tensión no permite que el aparato locomotor se desempeñe igual a cuando está relajado, es decir; los movimientos no son fluidos, debido a que esa tensión psíquica se convierte en una alteración en el comportamiento fisiológico en el deportista durante la competencia. Y cuando hay exceso de confianza, el deportista no se esfuerza en su máximo disminuyen su aporte grupal o demanda individual, ya que desprecia o subestima las capacidades de su rival.

Compartir este post
Repost0

Comentarios